Saltar al contenido
RanasVenenosas.site

Ranitomeya Reticulata

Ranitomeya Reticulata,Ranitomeya ventrimaculata, Ranitomeya variabilits, ranitomeya reticulata

Características de la Ranitomeya Reticulata

La Ranitomeya Reticulata es una rana venenosa que se encuentra dentro de la familia de las Ranitomeyas, donde la más conocida el la Ranitomeya Ventrimaculata. El origen del nombre de esta rana venenosa viene del latín, ya que nos habla de su cuerpo reticulado del vientre y extremidades. La Ranitomeya Reticulata es una rana venenosa de un tamaño muy pequeño cabría dentro de una moneda de un euro. Pero su dimensión nada tiene que ver con su peligrosidad, puesto que es una rana extremadamente venenosa.

En cuanto al color de la piel de la Ranitomeya Reticulata  predomina el amarillo, rojo e incluso el azul. La mezcla de estos colores hacen de estas ranas venenosas unas de las más bonitas y curiosas. Resulta muy difícil diferencias una Ranitomeya Reticulata de una Ranitomeya Ventrimaculata a simple vista. La Ranitomeya Reticulata es ligeramente más pequeña y tiene la piel más rugosa. Aunque como pueden compartir colores es complicado para una persona que no sea experta hacer la diferencia.

Hábitat de la Rana Venenosa Ranitomeya Reticulata

Estas ranas venenosas buscan las altas temperaturas y los lugares húmedos donde la lluvia es prácticamente diaria, es decir los climas tropicales. Otra características del hábitat de estas ranas venenosas es que viven en plantas y árboles de una altura considerable, teniendo en cuenta el diminuto tamaño de la Ranitomeya Reticulata. Los pies de estas ranas no están unidas con membranas lo que facilita que puedan escalar.

Los bosques y la selvas tropicales especialmente la del Amazonas son los hábitats ideales para este tipo de ranas venenosas. También existe una población importante de la Ranitomeya Reticulata en Perú. El número de estas ranas ha descendido en los últimos años por distintos factores, entre ellos los más destacados son el cambio climático y la desaparición de las selvas donde habitan. Por supuesto que el hombre este tratando a estos anfibios como animales domésticos tampoco es de gran ayuda.

¿Cómo se Reproduce la Rana Venenosa Ranitomeya Reticulata?

Que el número de ejemplares haya descendido en los últimos años también esta relacionado con la reproducción de esta rana venenosa. Hay ranas que son capaces de poner cientes e incluso miles de huevos, y aunque no todos llegan a ranas adultas su número es bastante elevado. En el caso de las Ranitomeya Reticulata la hembra pone sólo 2 0 3 huevos. Teniendo en cuenta que no todos llegaran a culminar todo el proceso.

Una vez se produce la eclosión de los huevos el macho traslada uno por uno a los pequeños renacuajos en su espalda y los deposita en las hojas principalmente en Bromelias. La Ranitomeya Reticulata ha desarrollado eso modo de actuar para evitar que cualquier depredador ataque el nido y no sobrevivan ninguno de los renacuajos.

Alimentación de la Rana Ranitomeya Reticulata.

Aunque sus dimensiones nos lleven a pensar que es una rana inofensiva se trata de una rana con un veneno muy potente. La Ranitomeya Reticulata utiliza ese veneno como forma de defensa ante los numerosos peligros de las selvas. Sino fuera gracias a esta capacidad de generar veneno una rana de estas dimensiones no podría sobrevivir en un entorno tan salvaje. La forma de contagiar el veneno es a través de la piel. Si cualquier animal o persona entra en contacto con la piel de este anfibio empezará a notar sus letales efectos de inmediato.

Veneno de la Ranitomeya Reticulata.

La alimentación de la Ranitomeya Reticulata es clave para desarrollar esta capacidad de generar veneno. La dieta de esta rana venenosa esta repleta de insectos como hormigas y mosquitos que son también venenosos pero en una ínfima parte. Cuando la Ranitomeya Reticulata se alimenta durante mucho tiempo de estos insectos venenosos desarrolla su potente veneno. Si variamos la dieta de la Reticulata perderá paulatinamente su veneno hasta desaparecer del todo. Por este motivo algunos ejemplares criados en cautividad no son venenosos y puedes ser manipulados de una forma más segura.