Saltar al contenido
RanasVenenosas.site

Rana Fresa

rana fresa, rana venenosa fresam dendrobatidae

Características de la Rana Fresa:

La rana Fresa esta dentro de la categoría de las Ranas dardo que engloba un numero importante de ranas venenosas con características muy semejantes. La rana Fresa también es conocida bajo el nombre científico de Dendrobates Pumilio. Pertenece al orden anuro y como podéis figuraros a la familia dendrobatidae. La talla de esta rana venenosa esta por debajo de los cuatros centímetros. Este rasgos junto al de su color rojizo hacen que sean mayoritariamente conocidas como Rana Fresa.

Se caracteriza por tener los “dedos de las manos y los pies” separados. Esto hace que se desplazan con mucha agilidad y que sean capaces de trepar a planta y árboles. La Rana Fresa es una anfibio diurno, con lo cual realiza todas sus actividades cotidianas a la luz del sol. El color predominante de esta rana venenosa es el rojo. Algunos ejemplares tienes manchas negras o de otros colores por toda la piel. Otros son más curiosos todavía y tienen la parte trasera del cuerpo incluyendo las patas de color azul. Por eso son conocidas con el sobre nombre de Ranas con pantalón, ya que parecen ranas con pantalones vaqueros.

Hábitat de las Ranas Fresas

El número de ejemplares de esta rana venenosa esta disminuyendo año tras año. El cambio climático, los hongos y sobre todo el hombre, que desde hace unos años ha decidido convertir a esta rana venenosa en una mascota, esta ayudando a que cada vez queden menos ejemplares en el mundo. La rana Fresa ha tenido siempre muy mala suerte con los humanos que durante siglos la utilizaron como parte de su armamento cuando descubrieron el enorme poder de su veneno.

El medio óptimo para que esta rana pueda desarrollar su ciclo de vida con naturalidad es la selva. Casi todas las ranas venenosas necesitan, como la rana Fresa, un clima tropical que se caracteriza por temperaturas que nunca descienden delos 24 grados y lluvias en todas las épocas del año para mantener una alta humedad. Como todas las ranas del mundo están muy ligadas a ríos, lagunas, pantanos…

Pese a que es muy difícil encontrar amplias poblaciones de esta especie de anfibio venenoso su zonas predilectas se encuentran en Centro América, más concretamente en Costa Rica, que posee unas leyes muy severas contra el comercio de animales en peligro de extinción. Costa Rica ha hecho que su país se convierta en un auténtico refugio tanto para animales como para plantas. Sus selvas y bosques salvajes se han convertido en una atracción para los turísticas amantes de los animales exóticos.

El Veneno de la Rana Fresa

La rana Fresa es una Dendrobates Pumilio que son mundialmente famosas por su letal veneno. Cunado esta rana se encuentra en un estado de estrés o de peligro sus glándulas situadas detrás de los ojos segregan esta toxinas altamente potente. Observando de lejos a esta rana venenosa no tendríamos la sensación de encontrarnos ante uno de los animales más letales para sus depredadores. Las serpientes y arañas que se alimentan de ranas en la selva utilizan los colores brillantes de estas ranas como señal de prohibido cuando salen a cazar para alimentarse. Su veneno es tan potente que podría matar a cientos de ratones.

Pero los humanos no estamos a salvo de este veneno. Como hemos dicho antes las tribus antiguas que poblaban las selvas las utilizaban contra sus enemigos, arrojándolas directamente y clavándolas en flechas y lanzas. Si una rana Fresa era introducida en la herida de un miembro de una tribu enemiga, este podía darse por perdido. Todavía hoy en día si tocamos directamente la piel de este animal o peor aún la ingerimos tenemos muchas posibilidades de pasar por serios apuros e incluso la muerte si no acudimos rápidamente a un médico. La capacidad de la rana fresa para generar veneno esta muy relacionada con su dieta como veremos a continuación.

Alimentación de la Rana Venenosa Fresa

Como hemos anticipado la alimentación de esta rana venenosa esta muy relacionado con la capacidad de producir su letal veneno. Es más, si criáramos a esta rana en cautividad y le diéramos de comer lo mismo que a una rana común, es decir, mosquitos o insectos que encontráramos cerca de nuestra casa. Nos daríamos cuenta que la concentración de su veneno se debilitaría. Incluso con el paso de los meses podría llegar a desaparecer del todo. Por esta razón su comercio en el mercado negro se ha disparado. Ya que si las alimentamos de una manera adecuada dejarán de ser venenosas. De todos modos siempre hay que tener mucha precaución con este tipo de animales, puesto que nunca podremos saber con certeza a que nivel esta su veneno.

La dieta de una rana Fresa en libertad esta compuesta de insectos, hormigas y termitas. Tenemos que tener en cuenta que se trata de batracios cuya talla es inferior a 4 centímetros. Estas termitas y hormigas poseen un pequeñísima dosis de veneno. La rana Fresa al comer este tipo de insectos todos los días es capaz de generar su poderoso veneno. La naturaleza es muy sabia y ha dado a este anfibio esa capacidad de defensa ante todos los depredadores con los que convive en las selvas más peligrosas del mundo.

Reproducción de la Rana Fresa

La forma de reproducirse de las ranas venenosas en general es muy particular. Cuando acaba el otoño y empieza la primavera las ranas fresas macho que han alcanzado la madurez sexual empiezan sus ritos para cortejar a las hembras. Este proceso empieza con la emisión de unos sonidos muy particulares que las ranas hembras identifican de inmediato. Después que ambos se encuentran en el mismo ángulo de visión, el macho empieza a saltar para estirar su cuerpo y mostrar sus diferentes colores.  La reproducción en si se realiza en una de las grandes hojas de plantas que habitan.

La hembra posa diferentes ristras de huevos cada uno de ellas pueden tener un número medio de 6 huevos. El macho los insemina con su esperma. Durante las primeras semanas el macho se ocupa de que los huevos estén húmedos y seguros. Pasadas unas semanas estos huevos empiezan a abrirse dando lugar a los renacuajos. La rana Fresa hembra se encargará de repartir uno a uno los renacuajos que han llegado a completar el ciclo con éxito entre diferentes hojas. Este sistema busca proteger al máximo número de renacuajos. Ya que estos renacuajos están totalmente indefensos ante cualquier depredador.

La rana Fresa sólo tiene la capacidad de generar veneno cuando ya es adulta y lleva tiempo alimentándose de los insectos adecuados. Como anécdota os contaremos que la rana Fresa en su etapa de renacuajo es caníbal y la propia madre le ofrecerá los huevos que no han conseguido terminar con éxito la fase o los pequeños renacuajos que no han conseguido sobrevivir.

¿Cuántos años Vive las Ranas Fresa?

Me gustaría empezar recordando que estamos ante una rana venenosa en peligro de extinción. Si os apetece criar una rana en vuestra casa me parece una idea genial, de hecho en nuestra tienda online  tenemos todo lo que necesitas para cuidarlas, pero esta especie de rana venenosa sólo se puede comprar en mercados negros ilegales. Si eres un amante de cualquier tipo de animal espero que como nosotros luches contra este mercado que esta haciendo tanto daño a especies como la Rana Fresa.

Volviendo a los años que vive esta rana tenemos que tener en cuenta varios factores. El más importante son los hongos, aunque no lo creamos hay una serie de hongos que cada vez se están extendiendo más por selvas y bosques salvajes que son capaces de acabar con las vidas de estas ranas en tan sólo unas semanas. Otro factor sería el clima. Los cambios bruscos de clima que se están produciendo puede que de momento no nos afecten a nosotros. Pero a los animales salvajes como estos que necesitan unas condiciones muy concretas les están creando verdaderos problemas.

Aunque no siempre hay que ponerse en lo peor. Seamos optimistas y pensemos que una rana Fresa puede vivir en las condiciones oportunas. Sortear todos los peligros diarios de cualquier selva y además escapar a la mano del hombre. En ese caso el ciclo de vida de esta rana estaría entre los 2 a 4 años. Muy lejos de los casi 10 años que puede vivir una rana común.