Saltar al contenido
RanasVenenosas.site

Sapo Bufo Bufo

Sapo Bufo,Sapo venenoso, Bufo Bufo

Características y Hábitat del Sapo Bufo Bufo

Existen muchas clases de sapo bufo, por ese a la clase más amplia se la denomina simplemente sapo Bufo Bufo. Este sapo venenoso pertenece al genero de los anfibios Anuros y esta dentro de la familia de los Bufonidae, de ahí proviene su nombre. Esta anfibio tiene un tamaño mucho más grande que el de las ranas venenosas. Los ejemplares más grandes pueden llegar a los 15 centímetro, curiosamente en esta clase de sapos venenosos las hembras son  más grandes que los macho.

A diferencia de las ranas los sapos no tienen colores llamativos ni brillantes. El color que más se impone es el verde tirando a gris. Sólo por el color sería muy difícil distinguirlo de otro sapo común. Su cuerpo es bastante grande y gordo en relación con sus pequeñas patas lo que puede dar un aire divertido a este anfibio. No se destacan por sus rápidos movimientos, al contrario de lo que podríamos pensar son malos saltadores. Tampoco están provistos de cola ni dientes, haciendo más afable su aspecto. La piel de estos sapos venenosos es rugosa y seca otro rasgo diferencial con las ranas. El Bufo Bufo tiene los ojos pequeños y destaca por tener las pupilas en forma horizontal.

Estos sapos venenosos son muy comunes en toda en España, Francia y europa en general, también en Japón aunque en menor medida. Son sapos que se adaptan fácilmente a cualquier hábitat. Se pueden encontrar en zonas húmedas y con abundante vegetación pero de igual modo el zonas cálidas y áridas, es por eso que el sapo bufo es el más numeroso en cuanto a sapos venenosos. Viven la mayor parte del tiempo en agujeros en la tierra y debajo de grandes piedras donde duermen.

Tipos de Sapos Bufos: Poderoso Veneno

Este sapo venenoso cuenta con más de 17 subespecies. Antes se denominaban a todas ellas sapo Bufo genérico, pero con el paso de los años se han ido descubriendo diferentes características por las cuales se los podía agrupar sin ningún género de duda. Todos ellos cuentan con un ovario incompleto  y una mancha negra en la garganta. El más conocido de estas especies dentro del bufo son el Bufo Alvarius del que hablaremos en otro momento y los Bufos, Crucifer, Cognatus y Jimi. 

Antes hemos hablado de los ojos de este sapo venenoso. La importancia de ellos es vital ya que justo detrás se encuentran las glándulas Parotoides encargadas de segregar el letal veneno. Cuando un sapo bufo se siente en peligro ante cualquier amenaza lo primero que hace es hinchar su cuerpo como un globo. Al producirse esta aumento de tamaño las glándulas fabrican este veneno que nos daría la impresión que sale directamente de los ojos del sapo. Esta sustancia de color blanco y graso, consigue su propósito de espantar a sus enemigos. El veneno del sapo Bufo contiene Bufotoxina. Si dando una vuelta por el campo con vuestro perro o gato, os cruzáis con uno de estos sapos y vuestra mascota tiene la mala suerte de lamer este venenos en pocos minutos empezara a sentir los síntomas.

Comienzan por pequeños granos parecidos a una alergia, el perro se quedará como aturdido, es muy posible que al rato comience a vomitar y tenga diarrea, hasta que veneno comience a afectar a los músculos pudiendo llegar a provocar un paro cardiaco si no se trata lo antes posible al perro. La nota positiva es que este veneno no afecta a los humanos. En el caso de las ranas venenosas sólo con tocarlas ya nos contagiarían.

Otros Tipos de Sapos Venenosos Bufo.

¿Qué como el Sapo Bufo Bufo? Alimentación

En cuanto a la alimentación el sapo Bufo no es ningún gourmet, por eso ha sido capaz de sobrevivir en diferentes zonas más o menos pobladas. Su dieta incluye gusanos, escarabajos, caracoles e incluso puede llegar a comerse pequeños roedores. Como se puede observar su dieta se diferencia mucho de la de las ranas venenosas, esto se explica por el tamaño de estos sapos.

El veneno que generan al contrario que con las ranas nada tiene que ver con su alimentación. Gracias a esta alimentación y a su gran número es un animal que mucha gente adopta para convertirlo en domestico. El Bufo es un animal nocturno por el día apenas se mueve. Si decidimos adoptar uno de estos sapos tenemos que ser responsables y tenerlo en unas condiciones óptimas para su bienestar.

Reproducción del Sapo Venenoso Bufo Bufo

Lo primero a destacar en cuanto a la reproducción del Bufo Bufo es que es un claro ejemplo de Diformismo sexual, la hembra es más grande que el macho. En el cortejo los machos se comunican emitiendo unos sonidos muy característicos, si pasamos por cualquier laguna de un pueblo tranquilo es muy posible oírlos. Resulta significativo el número de huevos que ponen estos sapos entorno a los 5000. La hembra los coloca en hileras gelatinosas en charcos o lagos siempre de agua dulce.  Pasados 3 meses estos renacuajos se convierten en Sapos Bufo.

El enemigo principal del sapo Bufo son las culebras comunes que pueblan los lagos y montañas. El cambio climático también los esta afectando aunque en menor medida que otros animales que se adaptan peor al medio. Otro enemigo a remarcar del Bufo es el hongo Batrachochytrium.