Saltar al contenido
RanasVenenosas.site

Rana Arlequín

rana arlequin, rana arlekin, rana venenosa arlequín

Características Rana Venenosa Arlequín

En esta ocasión vamos a presentaros a la Rana Arlequín. Su nombre ya nos da alguna pista de como va ser esta rana venenosa, al menos en cuanto a colores. Esta rana también es conocida con el nombre de rana Cocoi. Pertenece al orden de los anuros y a la familia de los dendrobatidae. Esta batracio alcanza un tamaño medio en su edad adulta de 36 a 42 milímetros en los machos, que son siempre un poco  más grandes que las hembras. Su piel al contrario de lo que podíamos pensar es fina y lisa.

Como ya os hemos adelantado esta rana arlequín tiene como característica principal el color de su piel, mejor dicho las formas que dibuja con sus colores, de ahí el nombre de arlequín. Podemos encontrarlas en diversos colores todos ellos muy brillantes y llamativos como el rojo, azul, amarillo. Algunas a parte de tener esas manchas que parecen pequeños lunares tienen también rayas dibujadas que recorrer todo su cuerpo. Estos colores y dibujos le son muy útil a la hora de camuflarse, Ya sabemos que las ranas venenosas son muy “valientes” y no temen a ningún depredador, pero en ocasiones más vale estar bien escondidas y dejar que pase el peligro.

Hábitat de la Rana Venenosa Arlequín

Estos anfibios proliferan en zonas húmedas y con altas temperaturas. Su hábitat ideal son las selvas. Los países donde se han encontrado ranas de esta especie son Brasil, Ecuador y Colombia. Es muy posible que existan ejemplares en otras zonas del sur de américa pero no se tiene la certeza. Especialmente se tiene bajo vigilancia la zona que cubre la selva del Amazonas. El problema es que es un batracio muy pequeño para una extensión tan amplia de terreno. Si las adoptamos como animal domestico debemos tenerla siempre a una temperatura y humedad adecuados.

Reproducción y Comportamiento de la Rana Arlequín.

La rana Arlequín es un anfibio de diurno, viven en las hojas de las grandes plantas de las selvas o bosques. Pasan en esas hojas la mayor parte del tiempo. Este espacio les sirve también para protegerse tanto de los animales como de las inclemencias meteorológicas. Las toxinas de este animal se encuentran repartidas a lo largo de toda su piel. Alcanzan la edad adulta entre los 6 meses y el año y pueden llegar a vivir hasta 6 años.

Pero si por algo destacan, fueran de sus características físicas estas ranas, es por su peculiar forma de reproducirse. Para empezar la rana macho emprende un cortejo que puede llevar entre 2 y 3 horas. Después los huevos son depositados individualmente, algo muy poco natural en anfibios, en otras hojas o en pequeños charcos cercanos. Estos huevos son cuidados por la hembra que ahora viene lo mejor, deposita los huevos no fertilizados en el mismo lugar para que sirvan de único alimento a los renacuajos.

Alimentación de la Rana Arlequín.

La sustancia que libera la rana Arlequín para protegerse de sus depredadores se llama histrionicotoxina y es un alcaloide que actúa paralizando el sistema muscular, dicho de otra manera deja a paralizados poco a poco a sus enemigos hasta causarles la muerte. La rana Arlequín libera libera su veneno cuando se encuentran en una situación de estrés. Se esta dedicando tiempo y recursos a estudiar el uso de este veneno para fabricar medicamentos para paliar los efectos de enfermedades como el Alzheimer, también se esta estudiando como utilizarlos para el síndrome de down.

Veneno de la Rana Arlequín

La dieta de estas ranas es similar a la de cualquier otra rana venenosa, moscas, termitas, hormigas. Lo único digno de destacar es la extraña costumbre que tienen de alimentarse cuando son renacuajos. Sin olvidar que es gracias a esta dieta que consiguen generar su veneno y que si se la cambiamos perderán gran parte de la concentración del mismo. Estas ranas sufran la misma persecución que todos los animales exóticos que en algún u otro momento se ponen de moda, es decir, se comercializa con ellas como si fueran mascotas. Esto más los cambios climáticos y la desaparición de selvas ha hecho descender peligrosamente su número.